CEPA presenta el protocolo de bioseguridad para reapertura del Aeropuerto internacional de El Salvador

  • on 18 agosto, 2020

Previo a la reapertura de las operaciones de vuelos comerciales de pasajeros en el Aeropuerto Internacional de El Salvador, “San Óscar Arnulfo Romero y Galdámez”, este mañana, la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma entregó oficialmente el Protocolo de Bioseguridad en una actividad presidido por el titular de CEPA, Federico Anliker López, acompañado por el ministro de Salud, Francisco Alabi, y el Director de la Autoridad de Aviación Civil, Jorge Puquirre.

Luego de anunciar las fechas de reapertura correspondiente a la industria aérea salvadoreña, se entrega formalmente el Protocolo de Bioseguridad a todos los actores involucrados en la reapertura del aeropuerto: líneas aéreas que operan en El Salvador, arrendatarios y otras instituciones del Estado que son parte fundamental del funcionamiento y operación en el mismo.

El documento fue elaborado por un equipo multidisciplinario, acatando las recomendaciones de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), Autoridad de Aviación Civil de El Salvador y el Ministerio de Salud; y se aplicará en la terminal de pasajeros, terminal de carga, oficinas administrativas, y puntos de ingreso, entre otros.

El protocolo contempla las siguientes medidas:

  • Uso obligatorio de mascarilla para todos aquellos que ingresen al aeropuerto.
  • Señalización en toda la terminal para mantener el distanciamiento físico de 2 metros.
  • Instalación de pantallas de protección en los puntos de atención.
  • Instalación de cámaras termográficas para escanear la temperatura corporal de personas.
  • Un sistema de video vigilancia para detectar aglomeraciones en las diferentes áreas del aeropuerto.
  • Procesos de higiene y desinfección en las áreas de uso público, después de cada banco de vuelos.
  • Como medida temporal, las salas de espera funcionarán con capacidad reducida al 50%.
  • Y el cierre de las áreas públicas como la Plaza de la Bondad y el área de despedidas (foodcourt). Dichas zonas serán habilitadas de forma paulatina, de acuerdo con los lineamientos sanitarios establecidos por las autoridades del Ministerio de Salud.

Además, para seguridad de todos, y minimizar los riesgos de contagios por COVID-19, únicamente se permitirá el ingreso de dos acompañantes por vehículo al estacionamiento, lugar que se ha designado para dejar y recibir pasajeros.

Por otro lado, las aerolíneas establecerán un proceso de embarque y desembarque ordenado, a fin de reducir las aglomeraciones entre los pasajeros, especialmente cuando aumenten las frecuencias de las operaciones aéreas.

Las tiendas libres, restaurantes y proveedores de bebidas y alimentos aplicarán  medidas para respetar el distanciamiento y reducir su capacidad de atención en un 50%, a fin de limitar las aglomeraciones.

Toda persona que tenga como destino final El Salvador, pasará por estrictos protocolos de bioseguridad. En el caso de detectarse un pasajero con temperatura arriba de los 37.5 grados, se activará el protocolo establecido por la Oficina Sanitaria Internacional para tales casos.

Adicionalmente, el personal aeroportuario ha sido capacitado para la ejecución de las medidas que establece el protocolo, mismas que han puesto en práctica, con gran efectividad, en todas las operaciones de vuelos de repatriación y humanitarios atendidos durante la emergencia por COVID-19.

Es importante destacar que el protocolo está armonizado con los de los aeropuertos de la región, con el fin de estandarizar procesos, y que los usuarios se familiaricen con la nueva normalidad.

Cabe destacar que desde antes que la Organización Mundial para la Salud declarara emergencia sanitaria a nivel mundial por COVID-19, el Gobierno del Presidente Nayib Bukele implementó medidas preventivas y efectivas para proteger la vida de los salvadoreños. Por ello, a partir del 18 de marzo de 2020, por primera vez en la historia del país, se suspendieron las operaciones en la principal puerta salvadoreña hacia el mundo.

Ahora, el aeropuerto está listo para la atención de pasajeros con todas medidas de bioseguridad que garantizan instalaciones seguras para todos, lo que permitirá volver a ver despegar los sueños e ilusiones de todo un país.

A partir del 4 de septiembre, se atenderán vuelos comerciales de conexión (o tránsito). Quince días después, el 19 de septiembre, el aeropuerto atenderá los vuelos comerciales de pasajeros, salientes y entrantes. Se espera que el 4 de octubre todas las operaciones ya estén ejecutándose al 100%.

San Salvador, 17 de agosto de 2020.

Article Categories:
Noticias Ciudadano